En LatAm, si el drama es digital, doblemente bueno

Imager
Por Gonzalo Larrea el 18/12/2017
0
printer

Aunque los dramas originales digitales siguen siendo marginales al comparar su popularidad con la del resto de la oferta de contenidos en América Latina, estos logran en promedio más popularidad que los dramas "tradicionales", revela un estudio de Parrot Analytics.

América Latina atraviesa desde los últimos dos o tres años una especie de "boom" en lo que a la producción de dramas se refiere, un tipo de contenidos que la región no realizaba y que "amenaza" con convertirse ahora en el nuevo "dorado" de productores y consumidores.

Y jugando un rol fundamental en ese sentido aparecen las nuevas plataformas digitales, que han impulsado y fomentado la producción y el consumo de los dramas premium en la región.

Sabido es, no obstante, que las mismas no publican sus cifras de visionado, por lo que es difícil a veces medir su impacto con los espectadores.

Es por eso que la consultora digital Parrot Analytics ha elaborado una herramienta de big data que, mediante la creación de una nueva métrica -en este caso las expresiones de demanda de los consumidores-, permite comparar el impacto del mundo digital con el mundo tradicional.

"Parrot Analytics mide la popularidad de los programas de televisión en cualquier parte del mundo. Y la manera en como la hacemos es muy particular, porque lo que hacemos es aprovechar la tecnología que existe, con una plataforma de big data que hemos construido que permite capturar todas las interacciones del público con el contenido de sus preferencias", explicó a ttvnews Alejandro Rojas, director para América Latina de Parrot Analytics sobre su herramienta.

Y por interacciones se refiere a actividades que van desde lo que se escribe en las redes sociales a visitas a la página de Wikipedia de los shows, archivos compartidos de manera legal e ilegal, streaming y reproducciones de trailers, entre otras fuentes.

"Todo eso está siendo capturado y al final del día lo que tienes es lo que se llama la huella digital del consumidor", señaló Rojas, que destacó que Parrot captura 2.000 millones de datos todos los días.

Esta herramienta permite así medir cuáles son los shows "más demandados" por los consumidores, con varios hallazgos más que interesantes.

Por ejemplo, queda claro al medir la demanda de contenidos en toda América Latina, que los dramas originales digitales representan aún apenas una fracción de la demanda total de contenidos del mercado.



Sin embargo, al considerar solo el género del drama, Parrot encuentra un detalle no menor: el programa promedio original de las OTT genera más demanda que el programa promedio del género en el mercado.

Tal como lo demuestran las gráficas de Parrot Analytics, la diferencia es además significativa no solo en toda la región, sino tambien al considerar algunos territorios clave.

Así, en Argentina mientras el drama tradicional ha mantenido una evolución bastante estable en los últimos tres años, el drama digital ha dado un salto impresionante en 2017.



En Brasil, en tanto, el drama tradicional ha perdido de a poco terreno en favor del digital, que ha crecido en los últimos tres años.



México, finalmente, muestra la evolución más evidente del drama digital con respecto al tradicional.



"En resumen, la audiencia del contenido original de las OTTs aún es relativamente pequeña pero sus programas en promedio atraen más audiencia que los programas promedio del mercado", destaca Rojas a ttvnews.

  • Gonzalo Larrea

    Periodista especializado en televisión. La industria vive un momento excitante de cambios y me gusta estar aquí para contarlos.

 
Revista Online: Última EdiciÓn
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider

Últimos videos
más videos