LaLiga dispuesta a invertir en grande para proteger la integridad del deporte

Por María Jesús Olaizola el 12/06/2017
0
printer

Carlos Del Campo, director adjunto de LaLiga de España, participó en la 9ª edición del Summit Antipiratería & Contenidos Tour exponiendo sobre los desafíos principales que trae la piratería online en el ámbito futbolístico.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) fue creada en 1984 y constituye una asociación deportiva autónoma formada  por clubes y sociedades anónimas, comprendida dentro de la  Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Según explicó Carlos Del Campo, director adjunto de Presidencia de LaLiga, durante su participación en la pasada edición del Summit Antipiratería & Contenidos Tour en Buenos Aires, “LaLiga es una de las marcas más reconocidas a nivel nacional e internacional” y uno de sus mandatos principales resulta velar por la integridad del deporte, garantizando entonces la protección contra la piratería.

La asociación funciona en calidad de patronal, cuidando los intereses de todos los afiliados en forma conjunta.

Popularidad del fútbol español dispara robo de contenidos

Según cifras obtenidas a través del Centro de Investigaciones Sociológicas de España (CISE) en 2015, el interés por el fútbol trasciende la práctica del mismo, indicando que el 48% de la población demuestra interés en la disciplina y el porcentaje asciende al 67,4% cuando se remite a las preferencias por equipos de fútbol profesional. Esto causa que un 74,9 % siga con avidez los partidos de forma televisiva, prueba del volumen de popularidad que tiene el deporte.

Para 2014 el 87,94% de todos los contenidos digitales en España pertenecían al ámbito de la piratería traduciéndose en una pérdida de 23.265 millones de euros, lo cual impulsó a organizaciones como LaLiga a crear un observatorio de la piratería para lograr monitorear el uso correcto de las imágenes propias en medios audiovisuales y digitales. 

Pronto resultó imperativo para la asociación generar cambios desde diferentes esferas de acción y, de esta forma, frenar el cáncer de la piratería, apoyándose en tecnología, legislación, lobby, comunicación y campañas de concientización. 

Hasta el momento los operadores de televisión no habían tenido éxito normativizar un modelo eficaz para proteger sus derechos audiovisuales, por lo que se procuró lograr la intervención del gobierno para regularizar la comercialización de derechos televisivos. “A partir de la promulgación de un real decreto de ley, LaLiga empieza a vender derechos de televisión de forma centralizada y exitosa”.

Victoria a nivel legal

La reforma de la Ley de Propiedad de Intelectual entró en vigencia en 2015 y supuso dotar de mayor prestancia a los instrumentos disponibles para identificar la vulneración de derechos, contemplando sortear dificultades que presentaba la propagación de contenidos por internet.

“Si no tenemos el apoyo de los legisladores y de la clase política, poco podemos hacer en la lucha contra la piratería” declaró el dirigente. Por eso LaLiga se dedicó a impulsar la modificación del Código Penal español, esfuerzo que resulto en el fortalecimiento de penas. Lo que antes eran seis meses ahora son dos años y de seis meses se pasó a cuatro años de prisión.

Otro de los puntos fuertes de la reforma implicó el aumento de responsabilidad a quienes aprovechen a sabiendas de la conducta infractora y perciban un interés económico directo.

El caso de RojaDirecta es prueba fehaciente del largo proceso que aqueja a quienes buscan responsabilizar la contraparte ilegal. Luego de varios recursos legales infructuosos que implicaban la vía penal, LaLiga optó por valerse de la competencia desleal para bloquear la página y todas las sucesivas reapariciones, además de demandar a su dueño por daños y perjuicios.

La necesidad de trabajar en conjunto con instituciones públicas y privadas

Del Campo calificó a la piratería de “problema universal” difícil de sobrepasar sin la ayuda de legisladores que estén dispuestos  “a introducir modificaciones de manera rápida y efectiva” lidiando con la inmediatez que trae la problemática.  

Para ello, la institución desplegado un marco de cooperación entre la Policía Nacional, las fiscalías dedicadas la informática además de  jueces y magistrados especializados en la causa, llegando a resultados sorprendentes.

Su compromiso tampoco acaba ahí: el seguimiento tecnológico y la inversión en este campo ha demostrado ser uno de los aciertos principales de LaLiga en términos de erradicar la piratería.

La asociación ha empleado un equipo de expertos en seguridad para desarrollar un programa que ayude a rastrear sistemáticamente material audiovisual propio en diferentes entornos digitales, identificando inmediatamente usos indebidos del mismo y así combatir de manera más eficaz la apropiación de contenidos.

Marauder, aludiendo a la cualidad de “merodear” por diferentes entornos, es el programa que logra identificar logos y rostros humanos a través de un sistema de visión computacional para aislar de esta forma material compartido ilegalmente. Este se usa en plataformas de VOD, streaming a través de la web y Card Sharing – IPTV.

El desarrollo del software en cuestión ha permitido identificar anunciantes, perseguir acciones legales y captar información de tráfico, resultando fundamental para frenar el uso de las redes sociales como modo de acceso a contenidos ilegales del deporte.

Facebook, YouTube y Google tampoco se libran de la lupa inquisitiva de LaLiga que también monitorea streaming emitido mediante Twitter, Instagram, Periscope y otras redes sociales o aplicaciones desarrolladas para celulares.

La receptación de denuncias a Facebook se ha realizado mediante la herramienta Right Manager, mientras que Google tiene a disposición un formulario de denuncia vía web y YouTube facilita las eliminación de material a través de ContentID.

Educando a los próximos consumidores

Con el designio de “Lo normal no es piratear” se ilustra el último cometido del designio de la empresa, llegar al público consumidor e instruirlo en los daños que causa el flagelo de la piratería. Mostrando el perjuicio que percibe el país y los equipos por intermedio de campañas como #fueradejuego y #protegeatuequipo.

Ambas campañas apelaban a la conciencia de los fanáticos del fútbol, utilizando a jugadores relevantes del medio, puntualmente figuras del Aleti y Real Madrid a la par del uso de metáforas sobre la incidencia del delito para llegar a comprometer un público más joven.

comments powered by Disqus Link
 
Revista Online: Última EdiciÓn
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider

Últimos videos
más videos