La forma más valiosa de acercarse al consumidor

Imager
Por @todotvnews el 31/10/2014
0
printer

La importancia de las redes sociales ya no se discute, pero no todas las empresas saben cómo aprovecharlas. "El consumidor no quiere ver un banner, quiere ser parte de la historia", señala Diego Prusky, CEO de InPulse Digital.

Ya ninguna empresa se cuestiona la importancia de estar presente en las redes sociales. La pregunta ha caducado producto de la evolución de los consumidores y su migración a plataformas como Facebook, Twitter e Instagram. Sin embargo, nuevas dudas han aparecido en su lugar. Hoy la incógnita no es por qué estar en las redes, sino cómo.

Una de las empresas que se encarga de guiar y administrar el perfil de redes sociales de las empresas del entretenimiento en América Latina y EEUU es InPulse Digital. "Tenemos mucha experiencia en social media", afirma Diego Prusky, CEO y fundador de InPulse Digital. "Manejamos unos 20 millones de seguidores en Facebook para nuestros clientes. Sabemos qué precisan las empresas de entretenimiento, sea una señal o una celebridad, los ayudamos a armar la estrategia, los contenidos… Eso no es simplemente ser un community manager, sino que va a un nivel más complejo, más estratégico. También asistimos a nuestros clientes en la parte de compra de medios, social P.R.  y social research".

Prusky fundó InPulse hace diez años. La empresa comenzó a trabajar en al área del entretenimiento, en el universo de la música, primero en América del Norte, antes de empezar a crecer hacia el sur, en parte con la explosión del área de social media. Hoy cuenta con equipos en Argentina, Brasil, Uruguay y EEUU.

"Nuestro primer cliente en la parte de televisión fue E!", recuerda Prusky. Hoy la empresa trabaja además con Canal Sony, AXN en América Latina, Univision y otras marcas de entretenimiento.

"Diría que hoy por hoy todas las empresas han hechos cosas. A veces nos tocan empresas que han hecho las cosas mal, por lo que primero hacemos un análisis del presente, lo que hay que corregir y hacia dónde ir. El trabajo es bastante a medida porque la realidad de cada cliente es diferente. Las tácticas luego son bastante similares porque sabemos qué tipo de comunicación funciona: el desafío es adaptarlo, porque cada marca tiene su propia voz", señala el ejecutivo.

"Lo que nosotros aspiramos a lograr, lo que genera el éxito de las campañas, es traducir ese producto o marca que el cliente quiere potenciar a un elemento que se pueda transmitir en social media y resulte cercano para el usuario", explica Prusky. "Hay que ir hacia algo que la gente ya hace. Lo que buscas es conectarte con algo que la gente se sienta identificada".

El trabajo de InPulse abarca múltiples áreas, desde las campañas en las redes sociales, hasta servicios de datos y el manejo del área de servicio al cliente en las redes, un área que ha crecido significativamente en valor durante los últimos tiempos. "El cliente tiene prioridades. Parte del expertise que tenemos nosotros, trabajando tanto tiempo en la industria del entretenimiento, es saber trabajar de la mano con ellos a la hora de generar las estrategias. El ida y vuelta con el cliente es clave para encontrar las ideas, armar los contenidos y las campañas", apunta Prusky.

Dentro del rubro de la televisión, InPulse está trabajando en el social TV, cubriendo todo lo que corresponde a estar en tiempo real en la segunda pantalla durante el primetime.

"Siempre hay que estar mirando el engagement; si las redes están creciendo, la parte de servicio al cliente, que es importante, está respondiendo… Muchos de nuestros clientes lo que buscan es tráfico a sus sitios, por lo que eso implica generar ingresos por publicidad. Hoy por hoy para nuestros clientes generamos millones de clicks por mes, siendo su generador de tráfico número de uno, más que cualquier otra campaña o medio que utilicen", comenta Prusky.

La comparación entre la devolución que dan las campañas en las redes sociales y lo que esto significaría en inversión en publicidad online –banners, por ejemplo- da el espaldarazo que faltaba a la experiencia del social media.

A modo de ejemplo, Prusky recuerda el trabajo realizado junto a Unicef y la celebridad argentina Luisana Lopilato: "Cuando Lopilato estuvo embarazada nos acercamos a Unicef y le ofrecimos una campaña de información. Utilizando información de los médicos de Unicef y de Lopilato, hicimos un blog, en inglés y español. El blog generó unos 170 mil dólares de equivalencia de medios, es decir, eso es lo que hubiese costado generar el mismo impacto utilizando otras herramientas, como banners".

InPulse logró otro enorme éxito junto con E! Entertainment, durante los Óscar del año pasado. "Hoy por hoy es muy común que las chicas experimenten al pintarse las uñas y E! tiene algo llamado la 'Mani Cam'. Lo que creamos fue una campaña en la que le pedíamos a las chicas de América Latina que se sacaran una foto de su manicure con Instagram y que la publicasen con un hashtag que llevaba esa foto al Facebook de E!. Eso se complementó con premios y otras cosas, logrando un éxito impresionante, con cientos y cientos de fotos subidas por los seguidores".

"La regla más importante en social media es que la gente no va a compartir algo que no lo represente, que no sea quien esa persona quiere ser en las redes sociales. La gente que quiere ser graciosa, va a compartir contenido gracioso, el 'techie' va a compartir cosas tecnológicas. Siempre tenemos que generar contenidos y darle información al consumidor que le interese y quiera interactuar", explica Prusky. "La gente se acuerda de historias, no de publicidad. La diferencia está en que el consumidor hoy no quiere que le pongan un banner, quiere ser parte de la historia. Si querés que tu consumidor sea parte de la empresa, querés generar lealtad, donde el consumidor está es en las redes sociales".

  • @todotvnews

    Ser el vínculo de preferencia entre los principales actores de la industria del entretenimiento no es fácil. Se trata de crear un medio dirigido a un grupo de profesionales informados y exigentes. Y lo logramos.

 
Revista Online: Última EdiciÓn
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider
  • right-slider

Últimos videos
más videos